Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

Los límites a la ultraactividad del convenio colectivo


Desde la reforma laboral del 2012, una vez que el Convenio Colectivo ha finalizado su vigencia temporal, el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (en adelante, E.T.) establece en su artículo 86.3 que "transcurrido un año desde la denuncia del convenio colectivo sin que se haya acordado un nuevo convenio o dictado un laudo arbitral, aquel perderá, salvo pacto en contrario, vigencia y se aplicará, si lo hubiere, el convenio colectivo de ámbito superior que fuera de aplicación", esto es, la llamada “ultraactividad del convenio colectivo".

Este precepto legal ha dado lugar un intenso debate doctrinal y jurisprudencial, que finalmente ha adquirido firmeza en "unificación de doctrina" por la Sala IV del Tribunal Supremo.

El Tribunal Supremo en unificación, hace una interpretación literal del artículo 86.3 E.T., tras la publicación de cinco sentencias dictadas en este año 2018 sobre dicha cuestión elevada al Alto Tribunal.

La problemática radica en delimitar qué ocurre cuando un convenio colectivo pierde su vigencia y no hay pacto colectivo que prevea solución alguna; si se aplica el artículo 86.3 E.T. en toda su extensión legal o, por el contrario, se prescinde de tal previsión y se sigue aplicando el convenio anterior.

Como consecuencia de evitar el vacío normativo tras la pérdida de vigencia temporal del C.C., el legislador establece la aplicación del convenio de ámbito superior, con la regulación del régimen de ultraactividad legal impuesto en el artículo 86.3 del E.T.; con el fin de procurar también una adaptación del contenido de la negociación colectiva a los cambios sociales actuales, intentando incentivar la renegociación del convenio a través de un procedimiento equilibrado e intentando que no se demore en exceso el acuerdo renegociador mediante una limitación temporal de la ultraactividad del convenio a un año, cuya finalidad es especialmente la de evitar vacíos normativos.

La aplicación plena del precepto legal tiene por efecto "una sustitutio in integrum del convenio inferior por el convenio de ámbito superior que pasa a ordenar, de manera independiente, las relaciones laborales en la empresa".