Esta web utiliza cookies para el servicio "Google Analytics".
Política de cookies

Envío masivo de cartas a las empresas sospechosas de fraude laboral


El Ministerio de Trabajo ha remitido a los agentes sociales un borrador del plan con el pretende luchar contra la explotación existente en el mercado laboral. Teóricamente hablando, este plan se centra (en palabras del propio documento) en la contratación temporal fraudulenta y en el uso irregular de los contratos a tiempo parcial. Y en la práctica, consistirá en un envío masivo de cartas de advertencia a aquellas empresas en las que se detectó que podían estar dándose alguno de estos dos casos.

La idea de enviar cartas a las empresas advirtiendo de la irregularidad de su situación y de las posibles consecuencias no es nueva: en 2018 se enviaron 130.831 cartas a empresas. En esa ocasión, y tras la recepción de esas cartas, las conversiones de contratos temporales en fijos aumentaron en 61.445. Asimismo, se amplió la jornada laboral de 8.824 trabajadores como consecuencia directa de las mismas. En el borrador, de hecho, se hace referencia a esta "positiva experiencia" como justificación de la repetición de la acción.

Una vez enviada una carta a una empresa, dicha empresa debe regularizar en el plazo de un mes las situaciones indicadas. De no hacerlo, la empresa recibirá una visita de los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, quienes serán los que demuestren (en su caso) el fraude laboral de la empresa.